Holy Cross Catholic Church

Browsing Fr. Emery's Blog

7th Sunday in Ordinary Time (Spanish) - February 23, 2020

Feb 21, 2020

Queridos amigos,

Todos tenemos algunas referencias a las que recurrir cuando se trata del poder de las oraciones. En nuestras conversaciones, nombramos a personas poderosas con respecto a las diferentes señales que Dios realiza a través de su ministerio de oración. Sin embargo, muy pocas veces meditamos y preguntamos por qué suceden estas cosas cuando tales personas oran.

Jesús le dijo a su discípulo que si no reciben lo que piden, es porque no saben cómo orar. Por lo tanto, a petición de ellos, les enseñó a orar. Y siguiendo sus pasos, todos rezamos, o puedo decir, todos recitamos la Oración del Señor. Uno podría preguntarse por qué digo "recitamos" en lugar de "oramos". La razón es simple: es porque rara vez reflexionamos sobre cada palabra de esa oración cada vez que la "decimos". Reflexionar sobre el significado y la implicación de cada palabra y oración de la Oración del Señor en nuestra vida siempre nos llevará de vuelta a una actitud de fe y rendición a la voluntad de Dios; porque, como dice el Señor, "Todo es posible para quien tiene fe".

La fe implica rendición y perseverancia en la oración. La última es, pues, una actitud humilde de total confianza y confianza en el amor providencial de Dios. Orar significa reconocer que todo está en las manos de Dios, y que todo lo que pedimos en oración a Dios nos será dado.

El próximo miércoles será el miércoles de ceniza. Es el comienzo de la Cuaresma, la temporada durante la cual estamos llamados a centrarnos en tres acciones en nuestro viaje espiritual: oración, ayuno y limosna. La lectura del evangelio de hoy nos sumerge en el corazón del primero, a saber, la oración. Estamos invitados a reflexionar y meditar sobre el lugar y la importancia de la oración en nuestra vida y tomar medidas para mejorar nuestra comunicación y diálogo con Dios.

Durante la temporada de Cuaresma que ya llama a las puertas de nuestros corazones y nuestras vidas, pidamos a Dios que nos ayude a ser buenos administradores del tiempo que nos da y dedicar más en oración. Y sigamos orando los unos por los otros y por nuestra familia parroquial.

P. Emery

Subscribe

RSS Feed

Archive


Access all blogs

Subscribe to all of our blogs